El algodón, muy presente en nuestras vidas

El algodón está muy presente en todos los aspectos de nuestra vida. Sabemos que forma parte de nuestras prendas de vestir, de la ropa que nos abriga por la noche en la cama, de las toallas en las que nos secamos y de los paños con los que limpiamos nuestra casa.

Pero también está presente en multitud de pequeños objetos de los que quizás ni nos demos cuenta, como los cordones de los zapatos, las cintas del pelo o los cordoncillos con los que se atan las etiquetas de los precios de la ropa.

Todas estas cosas se fabrican en diferentes materiales y por eso empresas como industria algodonera han abierto sus puertas a realizar productos con plásticos de diferentes tipos o incluso con fibras sintéticas. Pero todo ello con los mismos estándares de calidad de siempre.

Los cordones de toda la vida ahora se fabrican también con materiales elásticos e incluso se entremezclan con distintos metales para conseguir acabados muy diversos y apropiados para todo tipo de usos. Mientras que un adulto puede estar cómodo con unos cordones para sus zapatos de los de toda la vida, un niño agradecerá mucho más que los cordones sean elásticos para no tener que atarlos, solo enroscarlos, y poder seguir son su ritmo de vida sin pararse para hacer nudos.

Lo mismo ocurre con las cintas, que ya no son solo de tela de algodón o de raso, sino que ahora se fabrican en distintos materiales para conseguir acabados elásticos e incluso resistentes al fuego, algo fundamental en determinados usos.

Los tejidos de hilo de polipropileno son otro ejemplo de cómo evolucionan las telas en el mercado actual, consiguiendo un producto muy versátil con el que realizar todo tipo de lonas y protectores.

Si hablamos de tejidos textiles, una de las ventajas de los tejidos que no son de algodón es que no encojen y que además tiene un precio normalmente inferior al algodón de calidad. Tampoco se arrugan tanto y eso hace que parte de los consumidores se inclinen por estas nuevas maneras de hacer ropa.

Los tiempos evolucionan y los materiales también, pero el algodón no tiene previsto desaparecer de nuestra vida. Es cierto que hoy por hoy, los tejidos sintéticos son muy suaves e incluso no causan alergia. Pero la suavidad de la ropa de algodón y su tacto pueden imitarse, parecerse, pero jamás igualarse.

MUDARSE AL PUEBLO

Cada vez hay más gente que prefiere irse a vivir a los pueblos, ya sea para volver a repoblarlos o por la tranquilidad que se respira en los pueblos. Pero para ello hay que reformar las casas familiares que se están derrumbando, y casi todos empiezan por reformar cocina, que es donde se pasa la mayor parte del tiempo en las casas de la aldea, por el frío que suele hacer en las aldeas en invierno, tener una cocina de hierro es esencial para poder estar caliente, una vez que se enciende la cocina de hierro ya nadie quiere abandonar la cocina. El problema llega cuando tienes que salir a la calle o tener que ir a dormir cada uno a su habitación, ya que fuera de la cocina por lo general la casa está helada. Mucha gente pone mantas eléctricas en sus camas para poder tenerlas calientes para cuando se vayan a acostar.

 

Una vez que te mudas para la aldea, no te queda más remedio que adaptarte a la vida tranquila del pueblo, algo que no todo el mundo es capaz de conseguir, mucha gente que está acostumbrada a vivir en la ciudad y a su estrés no se habitúan tan rápidamente como les gustaría. Tener que trabajar los campos que tenga cada uno es una tarea que hay que hacer, no vas a tener campos parados sin producir, eso sí hay que plantar cosas que no planten el resto de los vecinos, así después podrás hacer trueques con ellos, y todos estaréis contentos. porque si todos en el pueblo plantan las mismas cosas, al final no vas a dar a basto para poder consumir todo lo que produzcas, y venderlo por tu cuenta es bastante complicado.

 

Lo que sí hay que tener en casa en el pueblo son las viñas, ya que eso sí que no es difícil consumir, el vino en las aldeas lo beben como si fuese agua, y cada uno piensa que el vino que él produce es el mejor del pueblo.

 

Irse a vivir al pueblo no tiene precio, solo hay que tener una mentalidad más abierta que en la ciudad.

Consejos para explotar la zona exterior de tu restaurante

Un restaurante ya no es ‘solo’ un restaurante. Hoy en día, cada vez son más los locales de hostelería dedicados a la restauración que amplían su clientela a través de la organización de eventos, la coctelería, el afterwork, etc. Son conceptos más o menos nuevos que llegan para ampliar la idea que tenemos de un restaurante. Y en todo ello, la terraza juega un papel decisivo. ¿Cómo podemos explotar de forma certera la terraza de nuestro negocio?

Hace unos días aparecía en la prensa una noticia que hacía referencia a la presunta crisis que tienen los locales de copas que se ven amenazados por los propios restaurantes. La moda de los cócteles tiene mucho que ver en todo ello y el hecho de que los propios restaurantes cuentan con cartas de este tipo de combinados es lo que hace que los clientes no necesiten irse a un local específico para disfrutar de un buen gin-tonic. Y si es en una terraza, mejor que mejor…

¿Es mejor optar por  terrazas cubiertas para hosteleria? Hay que tener en cuenta que las terrazas abiertas son solo aptas para el verano. La climatología obliga a proteger a los clientes tanto por la posible lluvia como por el frío, por lo que elegir una terraza cubierta nos permite tener abierta la terraza todo el año. Para ello, existen soluciones como las cubiertas retráctiles que nos permiten abrir o cerrar según la época del año o la hora del día.

Pero antes de lanzarnos a la piscina con la terraza de nuestro local, es conveniente analizar dos aspectos fundamentales: la normativa y nuestro presupuesto. Para abrir una terraza es necesario contar con una licencia del ayuntamiento ya que en la mayoría de los casos ocuparemos suelo público. Y, por otro lado, hay que tener en cuenta que hay que analizar el presupuesto con el que contamos. Las terrazas cubiertas para hostelería son elementos con un precio considerable, y debemos estar preparados para aprovecharlas al máximo si queremos que no salga rentable.

Por último, la decoración y el mobiliario ocupan un lugar también decisivo. Saber diferenciarse de la competencia será un punto a favor a la hora de elegir nuestro negocio para cenar y tomar unas copas.

La alimentación complementaria para bebés

Cada día aprendes algo nuevo con un bebé a tu lado. Es un reto diario para los papás, sobre todo cuando son primerizos. Desde cambiar un pañal hasta el baño, los padres y las madres deben poner sus cinco sentidos para cumplir su nuevo papel con suficiencia. Entre los aspectos más importantes del cuidado de un bebé destaca la alimentación.

Desde hace unos años, la lactancia materna ha recuperado su lugar, siendo siempre recomendada por los expertos en el caso de que se den las circunstancias oportunas. De cualquier manera, sea leche materna o de fórmula, el bebé puede alimentarse de leche exclusivamente hasta los seis meses como máximo según señalan la mayoría de pediatras. Después llega la alimentación complementaria.

La AC (por sus siglas) incluye en las primeras semanas la fruta y el puré de verdura. Y teniendo en cuenta el ritmo que los papás suelen llevar cualquier ayuda para ahorrar un poco de tiempo en el cuidado del bebé siempre viene bien. Por eso, muchas personas se aprovechan de aparatos como el robot de cocina gm que pueden servir para triturar la fruta o preparar el puré de verduras con más facilidad.

Sí, el tiempo es oro, eso lo saben los papás y las mamás. Un bebé exige mucho, y aunque ponemos todo nuestro cariño en todas las tareas, no siempre podemos estar al 100%. Otro truco que también usan muchas personas es hacer una buena cantidad de puré y congelarlo. Pero atención, debes seguir unas directrices para que el puré no pierda sus cualidades nutricionales.

Para empezar, no se debe congelar el alimento caliente, sino esperar a que esté a temperatura ambiente. Es conveniente etiquetar cada táper para saber exactamente qué contiene y cuánto tiempo lleva congelado. Para descongelarlo, siempre en la nevera, no fuera de ella. Además, no se recomienda congelar fruta triturada porque puede perder su contenido en vitamina C, sobre todo.

Usando robot de cocina gm y congelando la comida ahorramos tiempo y esfuerzo. No hay nada de malo en ello. La introducción de la alimentación complementaria es una etapa preciosa para los papás y una adecuada gestión del tiempo ayudará  a que todo salga mejor.

EN VERANO, LA CASA MEJOR FRESQUITA

En estas fechas de verano nos gusta tener las ventanas abiertas, dado que hace un calor agobiante y por lo que parece cada año va a más, pero también nos gusta que no se nos vea dentro de nuestra casa desde otros edificios o desde la calle, la privacidad en nuestra casa es muy importante supongo que a nadie le gusta que le observen mientras está en su casa, para ello van muy bien la cortina veneciana, la cual permite tener la ventana abierta sin que te vean desde cualquier otro lado con la ventaja de que deja pasar el poco aire que pueda haber. Además las cortinas venecianas son muy fáciles de limpiar, ya que solo se necesita de un paño húmedo para poder limpiar las partes. También son muy fáciles de instalar, solamente es necesario realizar unos pequeños agujeros en la pared con un taladro y atornillar unos tornillos a la pared, cualquiera puede instalarlos sin ninguna clase de preparación.

 

Todos queremos que nuestras casas estén bien ventiladas durante estas fechas tan calurosas pero con tener las ventanas abiertas no es suficiente en verano, instalar un sistema de aire acondicionado sería lo más lógico para poder estar en casa más fresco que si estuvieses bañándote en la playa, porque los antiguos ventiladores te dan aire pero no te refrescan el ambiente y al final te das cuenta de que has tirado el dinero, aparte tampoco es que los ventiladores sean muy duraderos, ya que los andan moviendo constantemente de un lado para otro y se acaban dando un montón de golpes, eso no pasa con los aparatos de aire acondicionados que al estar anclados a la pared y elevado no sufre ningún golpe y se estropean menos.

 

Lo malo de los aires acondicionados es que no son tan baratos, y no todo el mundo se puede permitir uno, además casi todos los modelos requieren de una instalación que debe de ser realizada por un técnico profesional.

 

Al final da igual el método que se utilice para intentar mantener bien fresca la casa, lo más importante es pasar el verano de la mejor forma posible.

Leche o bebida vegetal

Con la proliferación de las bebidas vegetales comenzó la polémica sobre su denominación. Los productores del sector lácteo comenzaron a rechazar que se llamara leche a la bebida procedente de la soja y también a todas aquellas que llegaron después realizadas con almendras, avena, coco o arroz.

En el lenguaje popular, cualquier bebida de color más o menos blanco y que se usa de manera parecida a la leche de vaca suele recibir el nombre de leche. Pero ¿puede esto llevar a error por parte del consumidor? La justicia ha hablado y a determinado que sí y que por tanto, la leche de soja ya no podrá volver a llamarse así, sino que tendrá que denominarse bebida de soja.

Por ejemplo, la leche alpro de soja tendrá que poner en su envase y en su publicidad bebida de soja y en ningún caso podrá recibir el nombre de leche. Aunque la sentencia se ha referido a la bebida de soja se considera extensible al resto de bebidas vegetales. Pero, ¿cambia esto mucho la realidad que ya existe en los mercados?

La mayoría de los envases de bebidas vegetales no ponen la palabra leche, sino que es algo que el consumidor dice por costumbre. Pero solo hay que echar un vistazo a las marcas del mercado para ver que prácticamente todas ponen “bebida de” en sus cajas. En este sentido, poco va a cambiar, tan solo desaparecerá la palabra leche en los poquísimos que todavía lo tengan puesto.

Pero el cambio real puede darse a la hora de buscar estos productos en los lineales de los supermercados, porque lo que realmente intentan los productores lácteos es que este tipo de bebidas no puedan estar en el mismo lineal que la leche.

Actualmente, lo habitual es que la bebida de soja u otras bebidas vegetales estén junto con la leche de vaca o de cabra, las habituales en el supermercado. La excepción es cuando estas bebidas son además ECO, en cuyo caso se las incluye en el apartado de alimentos especiales, alimentos ecológicos o alimentos BIO.

Con esta nueva sentencia, es posible que todas las bebidas vegetales deban de estar en un apartado diferente y separado de la leche, evitando así esa asociación que el consumidor hace entre ambos productos y dejando claro que no se trata del mismo tipo de alimento ni tiene tampoco los mismos valores nutricionales.

Compaginar vida laboral y cuidado de los padres

Muchas familias se encuentran en un momento de sus vidas ante el problema de tener que compaginar una vida laboral y el cuidado de los padres. En muchos casos es algo que llega justo cuando ya se había superado el periodo de cuidar a los hijos y se pensaba que ya había pasado lo peor, por lo que cae como un jarro de agua fría para la pareja que tiene que tomar decisiones bastante importantes.

Las opciones que tienen son varias, pero dependerán de muchos factores:

-Reducir jornada. La reducción de jornada no siempre es posible. Algunas empresas la permiten sin problema pero en otras hay problemas y puede acarrear un despido, aunque el motivo argumentado será sin duda otro.

Además, en algunos casos, el dinero que cuesta pagarle a alguien que cuide al mayor mientras se está en el trabajo equivale a lo que se va a ganar, por lo que no compensa demasiado si la persona mayor no tiene una pensión que le permita correr con sus gastos.

-Dejar de trabajar uno de los miembros. Es algo que no siempre es posible, el dinero que entra en casa suele ser muy justo y no se puede renunciar al sueldo, a no ser que la pensión del mayor pueda ayudar. Pero incluso así, la persona que se dedica al cuidado de un anciano enfermo puede llegar a sentir una gran depresión y a sentirse permanentemente atada.

-Las residencias. En ellas se ocupan de que el anciano esté muy bien atendido. Pero para sus hijos el problema es el cargo de conciencia que supone dejar a su familiar en uno de estos lugares. No se sienten bien haciéndolo incluso cuando el padre o la madre ya no reconocen a los hijos y no son conscientes de donde están.

-Los Centros de día en Madrid. Suponen una opción intermedia. El mayor estará cuidado durante el día y podrá disfrutar de terapias y cuidados que le vendrán muy bien y que no se le pueden proporcionar en casa. La familia podrá dedicar el día a sus actividades habituales y, a la noche, el anciano vuelve a casa por lo que siempre está con los suyos.

El único pero que tienen estos centros es, en ocasiones, su alto coste que puede ser complicado de afrontar si no hay subvenciones o si el anciano no tiene ingresos.

HACEN CUALQUIER COSA POR MEJORAR

Todos queremos tener un buen cuerpo, sobre todo en estos meses de verano en los cuales vamos más a la playa y nos ponemos menos ropa que durante el resto del año, queremos que el resto nos vea bien, pero cada uno tiene que conformarse con el cuerpo que le ha tocado, aunque algunos no están conformes con los suyos, se ven gordos a sus propios ojos por lo que les acompleja y muchos de ellos deciden hacerse una liposucción para encontrarse mejor, la liposucción con anestesia local está cada vez más extendida, ya que la anestesia local es menos peligrosa que la anestesia general.

 

Pero las liposucciones son un último recurso para los que no ven otra salida para mejorar sus cuerpos, lo que necesita esta gente es un poco de autoestima y fuerza de voluntad para poder llegar a mejorar sus cuerpos. No vale de nada que se maten en un gimnasio o a correr por la calle si después se meten un atracón cuando llega la hora de comer o de cenar, a la gente le falta un poco de confianza en sí misma para poder lograr sus metas, lo veo en el gimnasio a diario, muchos se piensan que con ir un par de días y sudar un poco ya les llega para poder mejorar sus figuras pero se equivocan, para poder mejorar hay que esforzarse cada día, y no solamente en el gimnasio sino que también hay que tener en cuenta la alimentación, llevar una alimentación que complemente el ejercicio físico es esencial, y ahí es donde casi todo el mundo falla, ya que creen que solo por hacer un  poco más de ejercicio físico pueden comer lo que se les antoje.

 

Las mujeres eran en general las que más se preocupaban por su figura y así sigue siendo, pero cada vez más hombres se preocupan en tener una figura lo más definida y moldeada que les sea posible, cuando vas a la playa puedes verlos como se pasean por la playa únicamente para que los vean los demás, debería de darles un poco de vergüenza.

Mi vida como vigilante de seguridad nocturno

La vida da muchas vueltas y uno no sabe dónde puede acabar. Hace unos años viví una de las experiencias más curiosas de mi vida cuando pasé un año trabajando como vigilante de seguridad nocturno. No tenía ninguna clase de experiencia previa en seguridad negocios, pero pasé un verano como portero en una urbanización.

Un amigo fue el que me animó a aprovechar el verano y sacarme un buen dinero de esta manera. Él llevaba varios años haciéndolo cada verano y cuando llegaba septiembre sacaba pecho porque era el único que no estaba pelado. Así que le copié y me puse en una garita a darle los buenos días a todo el mundo, además de sacar la basura y otras menudencias. Un trabajo bastante sencillo.

Mi amigo trabajó un poco más adelante como vigilante gracias a su experiencia como portero. Y cuando yo necesité trabajo me puse en contacto con él. Llevaba un par de años en un edificio de oficinas trabajando de 8 a 8, doce horas seguidas. Pero a él le gustaba porque pasaba mucho tiempo solo y podía preparar unas oposiciones. Me recomendó a su empresa y me llamaron para hacer un trabajo parecido.

Hice un curso de preparación sobre seguridad negocios y un buen día me planté en el edificio, me puse el traje y allí me quedé. Fueron saliendo los últimos trabajadores y a eso de las 9 de la noche me quedé solo en el edificio, sin más compañía que yo mismo.

Aunque había hablado bastante con mi amigo sobre lo que era trabajar tanto tiempo de noche, y él me había dado ánimos, me costó muchísimo adaptarme. Que sí, que también me gusta pasar tiempo solo, pero aquello era demasiado. Lo primero que pensé es que debía buscar entretenimiento. Las tareas de vigilancia ocupaban muy poco tiempo, así que podíamos pasar el rato viendo películas, por ejemplo.

Durante el año que pasé allí vi a un ritmo de casi 2 películas al día, unas 10 a la semana, además de algunas series. Y también empecé a ver algunos fantasmas… Bueno, eran sombras, pero a mí me gustaba pensar que eran oficinistas fantasmas…

La niña artista

Siempre he admirado a las personas con habilidades manuales, supongo que porque yo no tengo ninguna. Es gente con un sexto sentido para fabricar cosas con las manos y para arreglar objetos en un pispás. Algunos de ellos incluso logran ganarse la vida con estas habilidades: desde artesanos hasta artistas de prestigio.  

Uno de mis primeros recuerdos en este sentido está relacionado con la clase de plástica del colegio. No suspendía pero tampoco era un alumno destacado. La falta de destreza técnica se juntaba con mi nula paciencia. Si algo no me salía a la primera, no quería saber nada más de ello.

Cuando estábamos cerca de finalizar un curso, nos indicaron lo prueba final: fabricar un muñeco articulado. Entré en pánico cuando empezaron a explicarnos cómo había que hacer aquella cosa. Se necesitaba bastante material, incluyendo tela, cinta elástica, alambres, etc. Vale, conseguir el material no sería tan complicado, pero juntarlo todo y cumplir con la tarea me parecía imposible. Entonces me puse manos a la obra para buscar una fórmula alternativa: pagaría a una alumna para que hiciera mi muñeco.

Tenía bastante amistad con aquella niña. Era una alumna que estudiaba bien, algo despistada, pero  muy despierta para la mayoría de cuestiones artísticas. En la clase de Plástica era de las mejores. No lo dudé: cuando terminó aquella clase me acerqué a ella. “Oye Carmen, ¿qué te parece si te doy 500 pesetas y me haces el muñeco articulado?”. Se quedó unos segundos pensando y me respondió: “vale”.

Semanas más tarde llegó el momento de presentar el muñeco y yo estaba algo nervioso. ¿Y si la niña se había olvidado del asunto? ¿Y si me decía que con el suyo ya había tenido bastante trabajo? Cuando llegó al colegio nos reunimos en el patio. Ella sacó de su mochila el muñeco, con su vestido con cinta elástica y toda la parafernalia. Era un poco peor que el suyo, la verdad, pero me sacó del problema.

Fue la primera vez que ‘compré’ mi aprobado en una asignatura de este tipo, pero no sería la última. Mi relación con la niña artista se hizo más estrecha y yo empecé a despreocuparme de las tareas más complicadas. Eso sí, tuve que ahorrar.