Las cortinas perfectas para el verano

Estos últimos días han sido de calor sofocante en muchos puntos de España. No es habitual que en las primeras semanas de la primavera tengamos estas temperaturas, pero tal vez lo del cambio climático vaya en serio.

La subida de temperatura trae bastantes cambios en el hogar. En algunas zonas, sobre todo de la meseta, se ha pasado en cuestión de días de poner la calefacción a echar de menos el aire acondicionado. El clima cada vez es más extremo y se pasa del frío al calor sin que uno se dé cuenta.

Para que el interior del hogar no sea un caldera, no solo debemos ayudarnos del aire acondicionado, también debemos hacer una buena gestión de la luz y el aire. ¿Has pensado en colocar un estor noche y dia? Este tipo de estor nos ofrece un rendimiento sobresaliente a lo largo de todo el día, permitiéndonos graduar la luz como más no interese y dependiendo tanto de la hora del día como del calor externo.

Estos estores están formados por lamas verticales u horizontales que pueden moverse cómodamente: se pueden abrir o cerrar completamente o graduar a nuestro gusto. Si hace mucho calor, lo cerramos y listo. Y si nos apetece que entre un poco de aire en una noche calurosa pero queremos algo de intimidad, movemos las lamas para que queden ligeramente abiertas. Muy fácil.

El estor noche y dia es una solución la mar de sencilla y asequible para el hogar, pero supone también una interesante evolución con respecto a los estores o cortinas más tradicionales. Su conjunción de bandas opacas y traslúcidas es todo un invento para sobrevivir mejor a los calurosos meses de verano.

Hay que tener en cuenta que para evitar el calor debemos intentar que los rayos de sol no penetren en el hogar, sobre todo a primera hora del día. El calor se apoderará de las estancias y ya no habrá manera de echarlo hasta la noche. No abuses del aire acondicionado y gestiona de forma más eficaz otros elementos del hogar para ahorrar energía y estar más fresco.

Rehabilitar el local: ¿sí o no?

Dicen que solo mirando el baño de un bar o restaurante ya puedes conocer qué tipo de local es. Por supuesto, me refiero a la limpieza del mismo, pero también a su diseño y a la calidad de los materiales. A veces, lo barato sale caro. Y ahorrar dinero en la construcción de los baños, puede ser un gran error.

Puedo poner un ejemplo elocuente. Un amigo llevaba bastante tiempo pensando en montar su propio local. Había tenido éxito como barman especializado en coctelería. Incluso recibió algunos premios. Cuando ahorró un poco de dinero se lanzó a la creación de un local propio. Tenía cierta fama en la ciudad, así que era una apuesta que podría funcionar. Y funcionó, pero tuvo que solventar algunos problemas con los que no contaba.

Aunque es un gran barman, no tiene mucha idea de decoración y diseño de interiores. Alquiló un local en el que estaba situado un bar de estilo tradicional. Por supuesto, había que cambiarlo todo. Pero él tuvo la ‘brillante’ idea de no reformar baño. Se trataba de pintarlo y arreglarlo pero dejarlo con el mismo estilo que tenía en el antiguo bar. Pensó que le daría un toque castizo a su bar ultramoderno.

Cuando nos lo contó, fruncimos el ceño. Podía tener sentido, pero el problema era que el resto del local iba a tener un diseño muy contemporáneo combinando piedra y madera. Y el baño iba en azulejos blancos de toda la vida. Tal vez a los clientes no les hiciese mucha gracia. Pero él estaba convencido. Además iba un poco justo de presupuesto y aprovechó para ahorrar en la reforma.

Cuando el local abrió sus puertas, fue un éxito. Su fama de coctelero en la ciudad le ayudó y en las primeras semanas se convirtió en una referencia en el barrio. Pero había un problema. Algunos clientes de confianza se acercaban al propietario y le decían: “se te olvidó reformar baño, ¿verdad?”.

El asunto tuvo gracia al principio, pero el barman empezó a darse cuenta que su idea había sido demasiado arriesgada. Y, por supuesto, terminó por adaptar los baños al estilo del resto del local.